15 octubre 2009

Porque....duele.




Porque duele. Duele pelearse por un trozo de colchón, por el cubo de la ropa, por el espacio vital. Duele. Duele aunque el vacío sea tan grande que si miras por él refleje la nada que hay. Duele porque en el reflejo de ese reflejo ya vacío se ven todavía millones de pequeñas lucecitas que encedimos un dia. Duele porque cansa, cansa porque duele, cansa y duele y duele y cansa y hay que llorar tantas veces para llegar a entender las cosas. Y que duele, duele hacer del grito un idioma de comunicación sentimental abstracta, del único que haga reaccionar, y te haga ver que detrás de esta apariencia existe la verdad, y la verdad es que duele.


PD: no estoy triste, solo pensativa, ha sido un dia de lucha espacial.De reivindicación existencial, exponencial.